El Rincón de Ademuz va a ser la primera de las comarcas de la Comunidad Valenciana en la que se va a aplicar un plan de Dinamización Turística. La decisión se adoptó en Madrid, en el transcurso de la reunión de directores generales de turismo de las diferentes comunidades autónomas, que acordaron una actuación conjunta y coordinada de las distintas administraciones públicas: la Secretaría de Estado de Turismo (Gobierno de España), la Generalitat Valenciana (Conselleria de Turismo) y la Administración Local (los ayuntamientos de la comarca), responsabilizándose cada parte del treinta y tres por ciento de la financiación prevista.

Se trata de una magnífica noticia, que queremos resaltar precisamente este viernes, al coincidir con la celebración en Madrid de FITUR 2005, la gran Feria Internacional del Turismo. El Director General de Turismo Interior de la Generalitat Valenciana, Emilio Llopis, ha manifestado "el decidido compromiso del Gobierno Valenciano, que quiere apoyar a todos los niveles a una de las comarcas que necesitan basar su futuro en el desarrollo racional y equilibrado de sus recursos naturales y de su patrimonio histórico-artístico".

Por otra parte, tanto el presidente de la Mancomunidad de Municipios del Rincón de Ademuz, Manuel Sánchez, (alcalde de Casas Altas) como el alcalde de Ademuz, Fernando Soriano, nos expresaban su esperanza en el eficaz funcionamiento de dicho plan, que se iniciará oficialmente el próximo mes de junio y que tendrá una vigencia de tres años. Los alcaldes asumen, con realismo, el preocupante panorama que se describió en los estudios en los que se basó la aprobación del Plan de Dinamización Turística para el Rincón de Ademuz: "su población envejecida, su alta tasa de despoblación y su escasez de capital humano para el desarrollo de proyectos e iniciativas, unida a un sentimiento de resignación y desmotivación general, suponen un lastre social y económico determinante. En el contexto exclusivamente turístico, existe globalmente una pobre adecuación de los recursos, junto con una baja calidad generalizada, con algunas excepciones...". Los responsables de los ayuntamientos del Rincón de Ademuz sienten inquietud por las graves consecuencias del anunciado fin de las ayudas económicas procedentes de fondos europeos (Plan Leader), que se extinguirán en 2006.

Pero no todo es negativo ni problemático, ya que el propio Plan de Dinamización también expresa su confianza en el futuro de la comarca: "La esperanza en el Rincón de Ademuz debe asentarse en sus fortalezas, especialmente importantes por su enorme potencial, puesto que la comarca es un territorio con un alto grado de conservación natural (al no haberse desarrollado su sector industrial), posee multitud de recursos singulares (gastronomía, patrimonio cultural..) susceptibles de ser valorados, aunque la oferta turística (alojamiento, restauración, actividades..) no es homogénea en calidad..". Coincido personalmente con estos matices optimistas que aportan los estudios en los que se ha justificado la decisión de poner en funcionamiento en el Rincón de Ademuz el primer Plan de Dinamización Turística. Desde que inicié mi labor en los medios de comunicación social, en 1972, sentí el deseo de ayudar a la comarca tal vez más deprimida de la provincia de Valencia y en la que encontré desde el principio gentes magníficas, con algunas de las cuales conservo entrañable amistad. Descubrí gracias a ellos paisajes bellísimos, algunos de ellos desconocidos para la inmensa mayoría de los valencianos.

LA MANCOMUNIDAD Y UNA VISIÓN PANORÁMICA: DE CASTIELFABIB A TORREBAJA. Otro motivo para la esperanza en el futuro de la comarca: el buen funcionamiento que, poco a poco, está logrando la Mancomunidad de Municipios del Rincón de Ademuz. Recientemente pude participar, junto con mi esposa, en una doble jornada de aproximación a la comarca, a la que acudieron cerca de cuarenta personas, en su mayor parte empresarios y profesionales de las provincias de Alicante y de Valencia. Todos quedamos contentísimos y satisfechos con esa visita intensa y superagradable, y que estuvo coordinada por José Aparicio (propietario de "Casa Domingo") y por dos jóvenes técnicos de la Mancomunidad de Municipios del Rincón de Ademuz: Toya y RamNoticia 1bón. Ella, economista de profesión, y él, ingeniero industrial, ejercieron de guías turísticos eficaces y encantadores. Y sintetizo ahora dicha visita, como un ejemplo práctico de lo que se puede hacer la primera vez que se llega al Rincón de Ademuz y se pretende obtener una visión panorámica de la comarca. A media mañana del sábado, tras un abundante y sabroso almuerzo en "Casa Domingo", el veterano y familiar hotel en el que nos alojamos, nos llevaron al grupo en autobús a Castielfabib, en donde Cesáreo, un activo impulsor de empresas cooperativas turísticas y agrarias, nos mostró el casco antiguo, dedicando especial atención a la iglesia-fortaleza de Nuestra Señora de los Ángeles, en cuyo campanario los mozos del pueblo se abrazan a las campanas mientras éstas voltean, con ocasión de las fiestas patronales. Visitamos después el nuevo centro de turismo activo "Los Centenares", situado en los alrededores de Castielfabib y que integra albergue, casa rural, restaurante, sala de usos múltiples, etc. La comida en el emblemático restaurante del hotel "Casa Emilio", de Torrebaja, fue realmente espléndida, completando una verdadera exhibición de exquisiteces propias de cocineros muy bien preparados, con un suculento "arroz empedrado" (un plato típico de la comarca). Es un restaurante que podemos recomendar a los más exigentes, ya que su alta calidad justifica un desplazamiento con reserva propio.

DE LOS TEMPLOS DE ADEMUZ A LAS HOGUERAS DE VALLANCA. Por la tarde, el padre Juan José, el nuevo cura párroco de Ademuz, un joven natural de Gata de Gorgos, se transformó en un improvisado guía, otro "lujo". Nos mostró la preciosa ermita románica de Nuestra Señora de la Huerta y la iglesia parroquial de San Pedro, templos situados ambos en Ademuz y que son dos verdaderas joyas del patrimonio histórico-artístico comarcal. Al anochecer nos trasladamos a Vallanca, uno de los pequeños municipios que ese día inolvidable (17 de enero) festejaba a San Antón (Sant Antoni del Porquet para los valencianoparlantes) con sus tradicionales hogueras. La propia alcaldesa, Nuria Millán, también muy joven, se unió a la comitiva y propició que los visitantes nos juntásemos con los vecinos en torno a las hogueras que ardían en la parte alta del pueblo. A la cena, buena y variada y en la que fuimos atendidos hasta por el patriarca, el propio Domingo Aparicio, fundador del hotel-restaurante "Casa Domingo", -un personaje amable y entrañable-, tuvimos una fiesta en la discoteca existente en los sótanos del establecimiento.

La mañana del domingo se inició con el clásico ritual relacionado con la ancestral matanza del cerdo que, desde octubre hasta abril, se realiza desde hace muchísimos años en "Casa Domingo". Junto al río Turia, cuyas aguas discurrían muy limpias, se asaban en las brasas todo tipo de productos del cerdo, desde lomo y longanizas hasta morcillas, morro y tocino. La bota de vino con buen tinto de Utiel-Requena acompañó esa muestra del habilidoso aprovechamiento artesanal del cerdo. Después, otro breve paseo por el centro histórico de Ademuz, y otra nueva excursión, con destino a la Puebla de San Miguel, municipio situado a 1.128 metros de altitud, y en cuyo término se halla el Monte Calderón, el más elevado de la Comunidad Valenciana (1.839 metros de altitud). El propio alcalde, Luis María Alcusa, ejerció de anfitrión en la visita, que abarcó desde el interesante Museo Etnológico "del Cubo" y la Sala Municipal de Exposiciones de Escultura Moderna, hasta la Ermita de San Roque y la monumental carrasca situada en sus inmediaciones. La comida en "Casa Domingo" fue otra degustación de la gastronomía popular de la comarca, mereciendo ser destacado el cocido, las migas de pastor y los buñuelos de manzana (la típica "esperiega" del Rincón de Ademuz". Ya por la tarde, el alcalde de Casas Bajas, Francisco Blasco, nos enseñaba personalmente el viejo Molino de la Villa, que ha sido acertadamente restaurado. Antaño se molía el grano, transformándolo en harina, y ahora alberga modernas obras escultóricas.

El Rincón de Ademuz nos ofreció muchas sorpresas gratas. Y muchas más son las opciones que nos esperan en esta comarca que, a pesar de ser una especie de enclave entre tierras aragonesas y castellanas, se siente muy valenciana. El Rincón de Ademuz, poblada por gentes hospitalarias que necesita ser dinamizada..."



DATOS PRÁCTICOS

- Mancomunidad de Municipios del Rincón de Ademuz (Casas Altas). Tel: 978 782425

- Página web: www.rincondeademuz.com

- Tourist Info Diputación de Valencia Tel: 96 3514907

- Hostal- restaurante "Casa Domingo" (Ademuz). Tel: 978 782030

- Hostal- restaurante "Casa Emilio" (Torrebaja). Tel: 978 783004

- Casa rural "Casa Garrido" (Ademuz). Tel: 96 3614472 / 630924149

- Albergue "Los Centenares" (Castielfabib). Tel: 978 783504.

- Casa rural "Casa Evaristo" (Castielfabib). Tel: 610342537

- Casa rural "Tierras de Moya" (Los Huertos de Moya). Tel: 969 361577 / 678612496.

Las Provincias

  • Imagen
    Imagen

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31