Alrededores

 

El río Turia, a su paso por la población, ofrece la posibilidad de pasear por su ribera, escuchando el sonido del río y el cantar de la infinidad de pájaros al abrigo del chopo negro. Hacia la derecha iremos en dirección a Casas Bajas por su margen izquierda, con un recorrido de unos 5Km de ida y vuelta. Si por el contrario, optamos por la izquierda, recorremos la ribera hacia Ademuz, utilizando, bien su margen izquierda, llamada "Camino de la Fresnera", o su margen derecha, con un recorrido total de unos 8Km de ida u vuelta. Dicha ribera forma parte del sendero PR-131.5 "Ruta del Turia".

Casas Altas cuenta con numerosos pajares, destacando por su ubicación y contraste, los situados en la margen izquierda del río, justo en frente del antiguo Molino Harinero. Se dice que pudo ser el núcleo originario del pueblo ya que hay algunos que, sin duda, fueron viviendas. Para acceder a éstos tenemos que cruzar el río por el puente del Molino; seguimos la ribera hacia la derecha hasta llegar a un cruce en el que destaca un parque infantil donde se encuentra la escultura "Jaula". Continuando el camino hacia la izquierda llegamos a los pajares.

Encontramos por todo el término las barracas de piedra, utilizadas para la guarda del ganado o refugio en caso de tormentas. Destacamos entre todas ellas la Barraca de las Picadoras, de origen incierto; sirve de albergue en días de tormenta y se puede hacer fuego en su interior. De planta cuadrada, el techo se resuelve por aproximación de losas de piedra que cierran la luz. Con una mezcla de barro y paja se tapan las grietas quedando el recinto bien sellado. La encontramos desde los pajares, subiendo por el camino del Val de la Sanina, cogiendo el camino de la derecha en el primer cruce.

Un poco más adelante encontramos los Hornos Yeseros, donde todavía se conserva la cueva y el rulo de picar el yeso. Este camino sirve de paso del PR-131.6 "Ruta del Bohilgues y del Val".

El Puntal del Sordo, situado a la altura del repetidor entre Casas Altas y Casas Bajas, destaca por la maravillosa panorámica que ofrece del Valle del Turia.

Sobresalen también sus zonas de esparcimiento, como La Muela de Casas Altas, ubicada en la parte alta de "La Fresnera", con espléndidas vistas; La Umbría Negra, al sureste de la villa; El Gazapo, situado en lo alto de la Umbría Negra, con pinadas y desde donde se divisa casi toda la comarca; La Fresnera, que corresponde , como bien hemos citado anteriormente, a la pinada de la margen derecha del Turia dirección a Ademuz o la zona de El Pinar, la cual, a pesar de su nombre, apenas conserva pinos, puesto que a finales del siglo XIX se talaron y vendió su madera con la finalidad de aprovechar el terreno para el cultivo del cereal. En la actualidad, debido al abandono de las tierras de cultivo, se está volviendo a repoblar.

Cuenta asimismo con innumerables fuentes: "Inareji", "del Piojo", "Hontanar" o la "Fuente Bellido" con su merendero.
 
En el Barranco de los Hoyos había "yesares" (canteras de yeso), explotados a mediados del siglo XX. Se sacaba el yeso para elaborarlo en los hornos anteriormente mencionados. La elaboración era la siguiente: primero se llenaban los hornos de leña en su parte baja, se cargaba el yeso y después de cocido se picaba. En un principio el yeso se ponía sobre una tabla y con unas "barillas" de enebro -de un dedo de grosor aproximadamente- se picaba. Más tarde, este trabajo manual se sustituyó por caballerías con rulos de piedra. El yeso se utilizabao para la construcción de viviendas.

Cabe citar las antiguas Minas de Carbón en la "Umbría Negra" y en "la Balsa". En la actualidad las bocas están cerradas y en su interior se conservan los vagones y sus raíles.

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31